La UAM despide a más de 300 becarias

El viernes 17 de noviembre de 2017 tendrá lugar la primera asamblea OPE de becarias en lucha. Será a las 15h en el local de la -Asociación Cultura Crítica (sala 101, módulo IV BIS de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM —sigue las huellas azules—). El motivo por el cual se convoca a todas las afectadas e interesadas a esta asamblea es la decisión de la OPE de eliminar las prácticas extracurriculares para estudiantes de grado, máster y postdoctorado que, hasta ahora, se ofrecían en la universidad.

Hasta ahora, la UAM venía ofreciendo prácticas basándose en el Real Decreto 592/2014, cuyo objetivo es formar a las estudiantes para que se desarrollen y ayudarlas en su inserción laboral. Este decreto explicita que se debe dar prioridad a las prácticas curriculares, pero también permite la existencia de las prácticas extracurriculares.

Aunque coordinadores de las prácticas OPE saben que las prácticas extracurriculares son remuneradas por defecto —pues de esta forma se permite a las estudiantes obtener ingresos para subvencionar sus estudios—, a partir de enero de 2018 la OPE anulará las prácticas extracurriculares para convertirlas en prácticas curriculares. ¿Por qué? Y, sobretodo, ¿qué implica esta decisión?

Intentaremos resumir los hechos: el 16 y el 23 de mayo de 2017, debido a numerosas denuncias, visitó el campus una inspección de trabajo que solicitó a las estudiantes en prácticas información sobre sus labores. A continuación, el 29 de mayo y el 19 de junio de 2017 estos inspectores solicitaron información a la UAM para entregar un informe de inspección de trabajo a la TGSS. Debido a los resultados de estos informes, el 28 de agosto de 2017 la TGSS modifica el oficio de código de cuenta de cotización de becarias al de trabajadoras indefinidas a tiempo parcial. Dicha categoría es la 04, es decir, ayundantes no titulados. En septiembre, las estudiantes en prácticas se dan cuenta de estos cambios de los que, en teoría, la UAM no había recibido información.

El 4 de octubre de 2017, mediante un acta de liquidación provisional, la inspección de trabajo considera a más de 300 estudiantes como personal contratado, solicita a la UAM pagar la diferencia de sueldo a estas personas y, además, pagar la parte correspondiente por contrato a la Seguridad Social. Sin embargo, el 25 de octubre la UAM presenta alegaciones al acta provisional de liquidación y pide su nulidad. La institución defiende que las prácticas son becas y no contratos fijos y de esta forma elabora un grupo de trabajo de seguimiento para estudiar el programa de prácticas de 2018 y evitar futuras inspecciones de trabajo.

A día de hoy, la UAM ha tomado la decisión de mantener las prácticas solo como prácticas curriculares. La solución que se ha propuesto desde vicerrectorado implica, en resumen, que las prácticas curriculares solo se puedan hacer a partir de 3º o 4º cursos y que la estudiante deba estar matriculada en las prácticas externas u optativas de su titulación para poder optar a las prácticas OPE. Además, deberá desembolsar la cantidad fijada para estas asignaturas y cursar las horas que estipulen sus créditos. También, las prácticas curriculares deben estar aprobadas por los coordinadores de prácticas de las carreras debiendo tener competencias específicas directas con la titulación que esté cursando un/una estudiante. De ese modo, si se decide que una titulación no tiene ningún tipo de vínculo con la práctica curricular ofertada por la UAM, la alumna no podrá acceder a las mismas.

Las becarias en lucha queremos transmitir nuestro profundo rechazo a las pocas facilidades que nos está ofreciendo una Universidad pública, como es la UAM, para facilitar nuestro acceso al mundo laboral, adquirir formación y obtener una remuneración a cambio de nuestros servicios. A pesar de que dichas prácticas figuraban en la página web de la OPE como prácticas extracurriculares de duración entre 8 y 10 meses, esto no se ha cumplido pues las últimas becarias, “contratadas” en septiembre de 2017, solo podrán disfrutar de sus prácticas hasta el 31 de diciembre de 2017. A partir de esa fecha se podrán renovar bajo las condiciones previamente mencionadas.

Coordinación de OPE ha alegado que las estudiantes hacemos prácticas para formarnos, y que la remuneración que recibimos a cambio es considerada “una ayuda social” por parte de la UAM. Lo cierto es que, en la gran mayoría de servicios OPE, no se recibe ningún tipo de formación y, por lo tanto, las labores que están ejerciendo las becarias son labores de trabajadores contratados tal y como resolvió la inspección de trabajo en mayo de 2017. Por otro lado, las estudiantes deseamos recordar a rectorado, vicerectorado, OPE y coordinación de OPE que las prácticas extracurriculares remuneradas, no solo se hacen para formarse y por las facilidades que dan a las estudiantes para compaginarlas con sus titulaciones, sino que también se están realizando porque ofrecen una remuneración económica por los servicios de más de 300 estudiantes que se van a quedar sin ningún tipo de ingreso para poder seguir financiándose sus estudios.

Organicemos la solidaridad, ¡arriba las que luchan!

Noticias relacionadas:

2 thoughts on “La UAM despide a más de 300 becarias

  1. Yo he sido estudiante de la UAM muchos años /2001-2005/, y he participado de alguna de esas becas de COIE que ahora se denuncian.

    Yo sin duda realizaba labores que encubrían puestos de trabajo, por ejemplo administrativos y que nada tenían que ver con mi profesión, ni me aportaron nada. Luego realicé labores de investigación que también encubrían puestos de trabajo. Y evidentemente no sólo quitaba un puesto de trabajo, sino que además no tenía los mismos derechos laborales que cualquier trabajador.

    Era pobre y no me quedaba otra opción para complementar mis ingresos, de modo que tragaba. En mi época todavía quedaban ayudas al estudio, sé que ahora eso es una utopía. Pero en la época de mis padres una beca era un mero reconocimiento a tu esfuerzo como estudiante, y te pagaban simplemente por haber estudiado y que siguieras estudiando. Pero en la Autónoma este tema de la precarización laboral aumentó exponencialmente en la época de Gabilondo.

    Durante muchos años he trabajado para que se cambien becas por contratos, y no sé si no tengo la información suficiente con este artículo, pero se debería luchar por contratos con derechos laborales, no becas que encubren puestos laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *